SURPRESA PARA O DIÁCONO QUE IA SER ORDENADO